Barcelona 7/9 de Enero 2012 | Alfredo Kraus


Barcelona 7/9 de Enero 2012

Creado el 12 enero 2012 dentro de Viajes

El avión a Barcelona salió con un retraso cercano a las dos horas, debido a que tardamos muchísimo tiempo en el embarque. La cola para facturar era enorme y el personal para atender al público escaso. Al llegar al hotel, pasadas la una del mediodía, algunos tuvimos que darnos prisa pues habíamos quedado para comer con el matrimonio Yagüe, Chema y Mª Jesús, socios de ALAAK residentes en Barcelona, pareja encantadora que fueron una gran ayuda para conseguir las entradas del Liceo. Un paseo por Sitges hasta bien entrada la tarde nos ocupó el tiempo antes de llegar de vuelta a Barcelona y reunirnos con otros viajeros para ir a cenar en una tasca cercana al hotel. Este, en pleno barrio gótico, cercano a la Generalitat y a la Catedral, estaba por tanto muy bien situado, por lo que los desplazamientos a los distintos sitios los resolvíamos con pequeños y agradables paseos.

Al día siguiente algunos se fueron a visitar el Parque Güel y la Sagrada Familia, excursión programada en torno a Gaudí. Nuestro presidente acompañado de algunos viajeros se acercó a las taquillas del Liceo a recoger las entradas y se incorporó a la excursión en la Sagrada Familia, la cual en avanzado estado de realización es verdaderamente espectacular.La ópera era a las cinco de la tarde por ser Domingo, y la verdad es que disfrutamos de una buena función, en la que brillaron los dos protagonistas, Diana Damrau y Juan Diego Flórez, especialmente este último, en gran estado de forma. Del resto del reparto destacó nuestro buen amigo y socio de honor Simón Orfila. Luego de la función, Simón y nuestra paisana María José Suárez, que también formaba parte del elenco, acompañados de varios amigos -entre ellos nuestro querido amigo el doctor Eduardo Lucas- y de los dos protagonistas del otro reparto de la Linda de Chamounix, Mariola Cantarero e Ismael Jordi, se reunieron con nosotros para cenar en un conocido restaurante del Paseo de Gracia. La velada fue muy agradable y aunque con un poco de barullo, pues éramos cerca de 50 comensales, cenamos bastante bien. A los postres tanto Mariola como Ismael nos obsequiaron con dos pequeñas intervenciones musicales, que fueron muy celebradas y pusieron la guinda al pastel.

Al día siguiente teníamos toda la mañana libre, por lo que algunos nos acercamos a conocer el Palau de la Música, singular edificio con una preciosa sala de conciertos. Lastima que estaba prohibido hacer fotos en el interior. Luego nos acercamos al Mercado de la Boquería, en las Ramblas, y terminamos con un pequeño recorrido por el barrio gótico, que incluyó la zona de la Catedral. Después de comer autobús hasta el aeropuerto, vuelo sin problemas hasta Asturias y fin del viaje, en el que disfrutamos de un tiempo espléndido.



Los comentarios están cerrados.